La importancia de los estomas.

Ya hemos hablado de los estomas en alguna otra ocasión pero no paro de pensar en la importancia crucial que tienen en nuestro mundo. Todo el mundo sabe que las plantas 🌱 hacen al planeta mucho más bonito. Pero el beneficio no sólo es estético.

img_0678

Las plantas se asocian con los hongos a través de las raíces, enriqueciendo de paso el suelo con materia orgánica.

Las plantas, a través de sus raíces, expulsan exudados orgánicos como aminoácidos, azúcares, hormonas y otras muchas sustancias con las enriquecen el suelo y que atraen a una rica comunidad de microbios ( como los hongos 🍄 ) que enriquecen aún más el suelo con compuestos de nitrógeno azufre y otros elementos químicos.

Con sus raíces, además, las plantas retienen el suelo, mitigando los efectos de la erosión.

img_0915img_0903.jpgimg_0868.jpg

img_0802

A través de sus hojas y los estomas las plantas emiten a la atmósfera grandes cantidades de vapor de agua 💦 con las que aceleran el ciclo hidrológico. Al humedecer la atmósfera de la región, aumenta la probabilidad de lluvias con lo que se convierten en imanes de las precipitaciones.

jkm9890.jpg

A través de la fotosíntesis las plantas emiten a la atmósfera el oxígeno que los animales necesitamos para vivir.

img_0312.jpg

Las plantas son el sustento de toda la infinidad de seres animales herbívoros que pueblan el planeta, incluyéndonos a nosotros mismos.

img_0786.jpg

¿Se puede pedir más … por menos?

jkm0499.jpg

Anuncios

Una forma dura de morir

​​

La larva de Scymmus ha atrapado a un desdichado pulgón por una pata. Con una aguja hipodérmica le inyecta jugos digestivos dentro de su cuerpo, para después absorber los tejidos disueltos del pobre pulgón. Fíjense cómo los pigmentos del ojo del pulgón son absorbidos y recorren toda la trayectoria por la pata hasta la boca de la larva de la mariquita 🐞.

El sírfido: la mosca que quería ser abeja.

​​​

El sírfido es una peculiar mosca cuyo aspecto, en realidad, es más bien el de una abeja. Ello es por la convergencia evolutiva que implica especializarse en la alimentación del néctar de las flores. Estas moscas, al igual que las abejas, tienen el cuerpo cubierto por una espesa pilosidad. Este vello les permite limpiarse el cuerpo de los granos de polen más fácilmente. Las abejas tienen, además, unos pelos especializados en las patas donde reúnen los granos de polen recolectados ( para llevarlos después a la colmena).

Lo más curioso , en lo que poco se ha reparado, es que estas moscas sírfidas se supone que se alimentan de néctar. Pero en el vídeo se puede apreciar que la mosca simplemente pasea su “lengua” entre las florecillas del capítulo amarillo. ¿Dónde está ese néctar? Las plantas compuestas no tienen nectarios por los que secretar néctar. Y puesto que las moscas no tienen mandíbulas sino que la boca tiene forma de “trompa”, éstas no pueden alimentarse de polen porque no pueden ni ingerirlos ni masticarlos. ¿De qué se alimentan entonces?🤔

Érase una vez….

Érase una vez una linda araña Argiope trifasciata, que colgaba boca abajo tranquilamente en un soleado día de octubre. 


La linda arañita se asoleaba al lindo sol a la espera de que alguna incauta mosca cayera en sus redes.


Nuestra arañita, una hermosa y gordita hembra no se había dado cuenta aún de que la acompañaban dos diminutos machos, los cuales esperaban el momento oportuno para poder… para poder… bueno ya sabéis… para poder fecundarla. 


Uno de los machos, muy valeroso y atrevido, había empezado a tantear la situación, a ver si la enorme hembra estaba hoy de buen humor.


Para evitar suspicacias el macho debía andarse con cuidado pues, un paso en falso y la hembra se lo merendaría cual aperitivo propio de tan hermoso y soleado día.


El otro macho, más cauto y astuto, decidió esperar a ver la fortuna de su oponente, pues si éste fallaba, seguro que la hembra no querría repetir tapa. 


Y allá va el valiente macho a probar suerte. Sólo una tenue barrera de seda lo separan de su enorme y engordada  “amada”. Sólo unos breves milímetros lo separan de la gloria, de pasar a la historia en forma de genes. Pero…


… ¡Oh qué pena! Nuestro afanado y meticuloso macho metió la pata (nunca mejor dicho) en la boca de la loba (bueno, de la araña).¡ Cuántas esperanzas genéticas perdidas!. 

Quetzalcoatlus: ¿carroñero o pescador ?

El Quetzalcoatlus fue un pterosaurio volador extraordinario. Al ejemplar más grande se le calcula una envergadura de, al menos, 10 metros, y un peso de unos 70 kg (muy poco peso para tanto tamaño, pero es que su constitución era muy ligera).

El tema que nos ocupa es su estilo de vida, largo debate durante mucho tiempo. Básicamente existen dos hipótesis: o carroñero u oportunista en sistemas de agua continentales.

En cuanto al pico:

La hipótesis de carroñero puede parecer descabellada. ¿Cómo va a ser carroñero con ese pico tan largo y prominente que no tiene, ni siquiera, forma de garfio, como en los buitres?. Bueno, es cierto que un pico en forma de gancho facilita la labor para desgarrar carne. Pero recordemos que hay otras  aves carroñeras que no tienen el pico en forma de garfio, como por ejemplo los cuervos (aunque tienen una dieta mucho más amplia), las cigüeñas (también con una dieta variada) o los marabúes y jabirúes (unas cigüeñas africanas que tampoco son exclusivamente carroñeras).

Lo cierto es que un pico como el del quetzalcoatlus es muy similar al pico de cigüeñas y garzas, si bien la proporción pico-cabeza es más similar entre el pterosaurio y las cigüeñas, que entre el pterosaurio y las garzas (esto es, el pico de quetzalcoatlus y las cigüeñas es más grande en proporción con la cabeza, que el pico de las garzas).

 

comparativa-marabu-garza-quetzalcoatlus.jpg

De izquierda a derecha: Marabú, Garza y Quetzalcoatlus dibujados sin escala para comparar mejor el aspecto de cabeza y cuello. En el marabú y en el quetzalcoatlus los picos son más grandes que en la garza.

 

Esto es significativo, porque es posible que el pico del quetzalcoatlus le permitiera tanto comer carroña (como hacen los marabúes y otras cigüeñas), como pescar y cazar otros animales pequeños como peces, ranas, serpientes… tal y como hacen las garzas.

En cuanto al cuello:

El cuello de las garzas tiene la capacidad de plegarse en forma de “S” gracias a un par de vértebras del cuello. Además, pueden extender el cuello en un gesto repentino gracias a ese par de vértebras. Con ese gesto son capaces de arponear a los peces en un breve instante.   El cuello de las cigüeñas, en cambio, no puede realizar ese gesto. Es verdad que lo pueden plegar (aunque no en forma de “S” como las garzas), pero no poseen las vértebras especializadas que permiten “disparar” el cuello como lo hacen aquéllas.  Pueden pescar, sí, pero siempre de una manera oportunista y no con una conducta activa.  Por último, el cuello del Quetzalcoatlus era tremendamente largo y rígido. Destacan dos tipos de vértebras cervicales: las de la base del cuello que eran robustas, cortas y planas para alojar y dar agarre a una poderosa musculatura, y las del medio del cuello, exageradamente largas, lo que dotaba al cuello de una rigidez inusual. Estos pterosaurios debían tener el cuello permanentemente estirado y no lo podrían plegar de ninguna forma. Esto hace que el gesto de arponear sea dificultoso por la alta cantidad de inercia implicada  (funcinaría como un martillo grande de pico).

 

En cuanto a los ojos: 

 

garza-quetzalcoatlus-cabez.jpg

De izquierda a derecha: Quetzalcoatlus, garza y cigüeña. El Quetzalcoatlus tenía los ojos en una posición muy retrasada y eran laterales por lo que no podría tener visión estereoscópica. La garza (un depredador activo), por el contrario, tiene los ojos en una posición muy adelantada y además los ojos son casi frontales, por lo que le dota de visión estereoscópica. Los ojos de la cigüeña ocupan una posición media y son laterales por lo que tampoco tiene visión estereoscópica. 

 

Los ojos de las garzas está ligeramente adelantados y dispuestos “casi” hacia delante para que, con una visión estereoscópica, puedan afinar mejor el cálculo de distancias, algo crucial para aumentar el porcentaje de eficiencia en un depredador. Prácticamente todos los vertebrados que son depredadores activos  tienen cierto grado de visión estereoscópica.

Los ojos del Quetzalcoatlus estaban muy retrasados y tenían disposición lateral. Es muy difícil ser un depredador con esa disposición de los ojos. Además, el enorme pico debió dificultar la visión hacia delante, dada su gran prominencia y la posición tan retrasada del ojo. Por lo tanto, este pterosaurio no tendría una conducta predatoria activa. ¿Pudo ser un pescador?. No uno especializado desde luego. Tal vez actuaría como las cigüeñas, que ocasionalmente pescan peces aunque de una forma oportunista.

 

 

Con todo esto, podemos sospechar que los picos largos en aves oportunistas como cigüeñas marabúes y jabirúes son de eficacia equilibrada y sirven para multitud de situaciones. Podemos también conjeturar que la disposición retrasada de los ojos no permite una visión estereoscópica por lo tanto, Quetzalcoatlus no sería un implacable depredador. Añadimos, también, que el cuello rígido de este pterosaurio le dificultaría en gran media la pesca activa con el pico. Por tanto, Quetzalcoatlus no era un pescador consumado.

Entonces, ¿cuál era el modo de vida del Quetzalcoatlus?.Su cuello rígido y estirado, la posición lateral de sus ojos, la ausencia de visión estereoscópica, el pico largo y su gran envergadura (la cual le permitiría viajar grandes distancias de manera económica) hacen pensar en un animal oportunista que pudo prosperar en muchos tipos de hábitats, aunque lo más lógico es pensar que medrase en sistemas lacustres, fluviales y deltaicos, que son los que más diversidad de oportunidades ofrecen.

 

quetzalcoatlus-1.jpg

Aunque posiblemente pudiera pescar, el Quetzalcoatlus no era un pescador especializado.

 

 

Coloración aposemática en especies hemiparásitas.

La coloración aposemática consiste en tener colores llamativos sobre tu cuerpo, de manera que destaques de tu entorno y te vean. Es lo contrario de la coloración críptica, que persigue ocultarte dentro del entorno. ¿Por qué destacar?. Ya vimos que una razón era mostrar que eres tóxico o peligroso. Con un patrón de colores muy contrastados puedes avisar a tus posibles depredadores de que no serás una presa fácil y venderás cara tu piel. Un pájaro que se coma un chinche tóxico o de mal sabor seguro que recordará que el patrón de manchas rojas y negras indica precisamente eso, que el bicho no sabe bien o que provoca una indigestión. Ya lo vimos en esta entrada: https://joakinmg.wordpress.com/2017/09/22/el-color-tiene-significado/

 

_DSC0153b.jpg

¡Atención, peligro, soy venenoso, indigesto o tóxico!

Otra de las razones de la coloración aposemática para destacar es en la selección sexual. Los colores muy llamativos indican no sólo buena salud, sino también que eres muy capaz de eludir a los depredadores. Lo vimos en el caso de la tarabilla en esta entrada: https://joakinmg.wordpress.com/2017/04/07/tarabilla-pecho-rojo-y-cabeza-negra/

 

_DSC5614.JPG

¿Se me ve bien?

Pues bien, ahora os muestro un caso más enigmático aún: el de los insectos hemiparásitos. El hemiparasitismo consiste en poner tus huevos dentro o sobre una víctima (normalmente una oruga, una araña…) y que tus larvas se alimenten de ella, bien devorándote desde dentro o bien comiéndote por fuera.

Resulta llamativo que las especies hemiparásitas de avispas suelen ser de color negro combinado con rojo, en dos variantes (mayoritariamente negro con manchas rojas o mayoritariamente rojo con manchas negras).

20090801-DSC_2587B.jpg

Avispa icneumónida con patrón aposemático de color rojo con manchas negras. Obsérvese el larguísimo oviscapto con el que pone los huevos sobre larvas de escarabajos ocultas en la madera.

Resulta que no sólo las avispas hemiparásitas tienen ese patrón de colores, también las moscas hemiparásitas. Y aquí es donde está el enigma : ¿por qué especies hemiparásitas de insectos tan distintos  presentan la misma coloración.?.

Sin-título-1.jpg

Arriba: mosca hemiparásita Cylindromyia. Abajo: avispa icneumónida. ¿Por qué la coloración es igual?. Obsérvese en la avispa el largo aviscapto que ha insertado entre las flores blancas (está poniendo sus huevos sobre una oruga oculta).

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Quironomus riparius: bioindicador.

Ya hablamos del mosquito bioindicador Quironomus riparius [https://joakinmg.wordpress.com/2017/04/18/chironomus-riparius-el-bioindicador-de-las-malas-noti ]  Es un mosquito totalmente inofensivo porque ni las hembras ni los machos adultos pican. Sus larvas son interesantes porque pueden vivir en aguas eutrofizadas, es decir, contaminadas con mucha materia orgánica. En las aguas eutrofizadas, las bacterias que oxidan toda la materia orgánica del agua consumen el oxígeno disuelto, por lo que las aguas se vuelven pobres en oxígeno y adquieren malos olores. Estas larvas de mosquito pueden vivir en esas aguas pobres en oxígeno gracias a que fabrican un pigmento parecido a la hemoglobina de los mamíferos, lo que le da ese color rojo característico.

 

QUIRONOMUS-RIPARIUS-TRES-ESTADOS.jpg

Estas son las tres fases del mosquito, huevo, larva y adulto. 

La presencia de estas larvas rojas en el agua de un río, por ejemplo, indica que esas aguas son pobres en oxígeno y por tanto están contaminadas con materia orgánica. No obstante no hace falta buscar estas larvas para saber que las aguas pueden estar contaminadas, el mal olor basta.